Blog de Improvisación Teatral

La pedagogía en la impro. Parte I.

April 9, 2018

 

En nuestro anterior post celebramos el hecho de que en Colombia existe un crecimiento exponencial de personas interesadas en la impro y de profesionales adoptando la técnica como forma de vida. 

 

Es natural que cuando empieza a crecer la necesidad de aprender sobre la técnica crezca también la necesidad de encontrar quien la enseñe.

 

He visto antes, no solo en Colombia sino en otros países, un reclamo común sobre la cantidad de profesores enseñando debido al crecimiento de la demanda. Hay casos que hacen pensar que el dictar clases se vuelve un recurso económico y no una necesidad vital del profesor, quien encuentra en hacer talleres sostenibilidad económica pero no existe una vocación.

 

Mientras hay profesores y maestros con objetivos claros, una investigación y visión propia, una necesidad de aprendizaje, apertura a encontrar posibilidades en lugar de enseñar fórmulas y una sensibilidad única para liberar a los estudiantes de sus bloqueos, también hay profesores que ven un taller, lo asumen como verdad y lo replican sin una mirada propia. 

 

En lo personal creo que quien quiere ser profesor debe tener una necesidad al hacerlo, estar en constante observación y cuestionamiento de su propio proceso y nunca haber detenido su formación. Un profesor debería siempre buscar el remover el miedo e inspirar sus alumnos como objetivo esencial. 

 

Veo con alegría el crecimiento de la técnica y cada vez más posibilidades para encontrarse con ella, siento que existe en quien quiere enseñarla una responsabilidad importante, pues el hecho de ejercer la profesión de actor o improvisador no le da a alguien inmediatamente la capacidad de dirigir o dictar clases. 

 

Ahora veamos qué opinan 3 personas que dedican su vida a la enseñanza de la impro sobre el tema:

 

¿Cuándo alguien está capacitado para enseñar y qué debe buscar un alumno en un profesor de Impro?

 

 

 

JILL BERNARD

(HUGE THEATER / MINNEAPOLIS - USA)

Comencé mi carrera como maestra de improvisación cuando mi amiga Audrey se mudó a Nueva York y el teatro necesitó alguien para continuar las clases. No había un mensaje de dios o una culminación de algo. No es posible saber exactamente cuando alguien está listo. Es como la decisión de ser padres, nadie está seguro. La segunda parte de la pregunta: la verdad es que todos tienen un estilo de aprendizaje diferente. Mi profesor favorito probablemente no es el mismo tuyo. Mi preferencia es tomar riesgos y tomar clases con todos los profesores. Si la experiencia no es buena, usa los pies y vete. Encontrarás el profesor que hable tu lenguaje personal. 

 

 

GIGIO GIRALDO

(DIPLOMADO INTERNACIONAL DE IMPROVISACIÓN DE LA U. DEL BOSQUE / BOGOTÁ - COLOMBIA)

 

Alguien está listo para enseñar cuando su larga experiencia lo ha llevado a superar su ego de principiante, privilegiando la pedagogía que con errores y aciertos ha construido a través de la práctica constante, descubriendo así su propio estilo.

Un estudiante debe buscar un compañero que le exija y lo aconseje con la autoridad que solo da estar en el mismo camino de aprendizaje y en el mismo espacio de riesgo de su estudiante.

 

 

 

GONZALO RODOLICO

(EL PISO IMPRO / BUENOS AIRES - ARGENTINA)

Sinceramente no lo tengo muy claro. Lo que si creo es que uno debe ser honesto consigo mismo. Hay que tener muy claro como docente en lo que se desea compartir e intentar adquirir la mayor cantidad de herramientas pedagógicas para hacerlo. 

 

En tanto a la búsqueda de cada alumno, entiendo que debe responder a la necesidad en su proceso de formación (que será constante). No hay una forma única de ser docente ni de ser alumno. Hay alumnos que prefieren la rigurosidad, otros la contención. Otros fanáticos de lo teórico como están los que disfrutan la práctica. Por eso es muy personal.

 

En resumen: investigar, probar y disfrutar de la visión de cada escuela y cada profesor para encontrar la propia identidad como artista.

 

Por último,  le hicimos una #PreguntaExpress sobre el tema a algunos improvisadores:

 

Nombra un maestro o maestra que hayas tenido, que te haya marcado o cuyo trabajo admires:

 

 

"Felipe Ortiz tiene una comprensión del mundo físico que me llena de inspiración y asombro." Jill Bernard 

 

"Pues diría Ricardo Camacho porque fue el primero que me enseñó la técnica y su rigurosidad y exigencia e inclusive su decisión de erradicar la Impro de la carrera de artes escénicas en el Teatro Libre, fueron determinantes en mi formación como actor improvisador."Gigio Giraldo

 

"Omar Galván por su pasión, investigación, humildad y generosidad como docente" Gonzalo Rodolico 


"Beto Urrea. Le agradezco profundamente porque con él conocí la Impro y fue mi primer maestro." Morella Zuleta


"Marcelo Savignone. El planteamiento, la calma y tenacidad y su respeto por la escena." Pacho Fajardo


"Gigio Giraldo, “Gatillador” (como diría el) de inspiración" Victor Tarazona


"Patti Stiles. no solo por la técnica, talento y su conocimiento de la improvisación. Marca la diferencia en su generosidad y tranquilidad." Paola Benjumea

 

"Shawn Kinley. Por su aguda observación y sensibilidad hacia lo que necesita cada estudiante." David Moncada

 

 

Coméntanos, ¿Cual es ese maestro que ha dejado su marca en ti?

 

Please reload

Posts Relacionados

LA PEDAGOGIA DE LA IMPRO PARTE II

July 25, 2018

1/10
Please reload

POST RECIENTES
Please reload

RED Project es una iniciativa de:

CATEGORÍAS
Please reload